Cesión de la vivienda a los hijos de manera gratuita

He cedido una vivienda de manera gratuita a mi hijo. ¿Debo efectuar un contrato ante notario en el que conste esta circunstancia para demostrarlo ante Hacienda?

La cesión de una vivienda gratuitamente es una donación de cosa inmueble y para que sea válida ha de donarse en escritura pública. Expresándose en ella individualmente los bienes donados y el valor de las cargas que deba satisfacer el donatario: su hijo.

Para que la donación de la vivienda sea válida; su hijo deberá aceptar la cesión gratuita de la vivienda. Esto es tal y como establece el artículo 633 del Código Civil, pudiendo hacerlo en la misma escritura de donación o en otra separada; pero no surtirá efecto si no se hiciese en vida del donante.

Desde la perspectiva tributaria, la donación está gravada por el impuesto de sucesiones y donaciones; el sujeto del impuesto es quien recibe la donación y la relación de parentesco y el valor del objeto donado, puede estar sujeto a exenciones o bonificaciones. Todo ello depende de la comunidad autónoma.

Por su parte, el donante debe reflejar la donación en la declaración de la renta, como una ganancia patrimonial; tal y como haría si se hubiese producido una compraventa. No obstante, en este caso, dependiendo de la comunidad autónoma también existen exenciones. Finalmente, debe pagarse la plusvalía municipal cuando se trata de la donación de un inmueble urbano.

¿Los padres pueden recuperar la vivienda que han cedido?

Tenemos que tener en cuenta es que existen dos figuras jurídicas distintas pero con algunas similitudes cuando se produce la cesión gratuita de la vivienda a un hijo; y que dependiendo de cual sea de las dos, el resultado del procedimiento de recuperación del domicilio por los padres tendrá un final distinto. Estas dos figuras relacionadas con la materia que estamos viendo son:

  • COMODATO: Se entiende por comodato el préstamo de uso de la vivienda gratuito a favor del hijo; artículos 1740 y ss Código civil. Es decir, los padres entregan la vivienda gratuitamente a su hijo, para que constituya su domicilio familiar; exigiéndose por los Tribunales que para encontrarnos ante esta figura, han de aparecer claramente identificadas las notas caracterizadoras de ese préstamo. Debe haber prueba suficiente de que la entrega de la vivienda se hace para un uso determinado y concreto (“servir como residencia para la pareja”) o por un tiempo determinado. Mientras que no se modifiquen las circunstancias, los padres no podrán recuperar la vivienda.
  • PRECARIO: Se entiende por precario la cesión del uso del domicilio al hijo de forma gratuita para que la use sin más; es decir, no está condicionada ni a tiempo ni a ninguna otra circunstancia. En este caso los padres podrán recuperar la vivienda mediante el correspondiente juicio de desahucio por precario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies