cómo evitar arruinarse tras un divorcio

Cómo evitar arruinarse tras un divorcio

cómo evitar arruinarse tras un divorcio

Ya sabeís que una separación como un divorcio suele comportar gastos bastantes importantes. Por eso mismo, hoy, desde Notaría Vilas, nos hacemos eco de un artículo publicado en La Vanguardia, donde nos explican algunos trucos para saber cómo evitar arruinarse tras un divorcio.

¿Sabéis que en España cada año aumentan los divorcios?

Por cada pareja que decide darse el ‘Sí, quiero’, hay dos que ponen fin a su relación, según los últimos datos publicados por el Consejo General del Notariado.

De entre todas estas separaciones, las que con más frecuencia se repiten son las de parejas en las que no existe mutuo acuerdo, una decisión que suele complicar los trámites. Y es que, si una vez casados es complicado ponerse de acuerdo en todas las decisiones, las cosas se pueden poner difíciles cuando la pareja se ha disuelto.

La comunicación. Es de suma importancia tras un divorcio, para gestionar bien las finanzas y ser capaz de negociar la repartición de los bienes. Pero esta situación es la que se repite con menos frecuencia y, sea cual sea el régimen matrimonial bajo el que se había casado, los miembros de la pareja tienen que acudir a abogados y jueces para que establezcan una división que sea lo más justa posible.

La hipoteca, el gran problema del que cuesta deshacerse. Tras un divorcio, la solución rápida sería vender el inmueble y utilizar el dinero de la transacción para cancelar la deuda con el banco. Pero, si uno de los dos quiere seguir en esa vivienda, la situación se complica. Los bancos no suelen aceptar la pérdida de uno de los titulares de la hipoteca, ya que perderían también una garantía de pago. La única forma que existe para quitar a uno de los dos del contrato hipotecario es modificando las condiciones, una acción a la que el banco solo accederá si la persona que se queda como único titular dispone de un perfil económico muy elevado que le permita afrontar sin problemas las cuotas o si, adicionalmente, se le ofrecen al banco otras garantías.

La mejor forma de ahorrar en los trámites es no solo tener una buena comunicación con la pareja, sino también para llevar de la mejor forma las gestiones que se deban hacer entre ambas partes. Si no es así, los abogados serán imprescindibles, algo que incrementará notablemente el coste en más de 1.000 euros.

Queremos recordar que los divorcios más económicos son en los que existen un mutuo acuerdo y por tanto, en los que se comparten abogados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies