Testamento Ológrafo: ¿Qué es?

El testamento ológrafo es un documento escrito y firmado por el testador, que debe incluir el año, mes y día en que se otorga. Si en él hubiera palabras tachadas, enmendadas o entre renglones, las salvará el testador bajo su firma. Basta con escribirlo de nuestro propio puño y letra, si cumple con estos pocos requisitos, el testamento ológrafo será válido. Además, en caso de haber hecho testamento ante notario, si se encuentra un testamento ológrafo posterior, el ológrafo tendrá preferencia sobre el hecho ante notario.

Los herederos tendrán que seguir una serie de trámites al fallecer el testador para validar el testamento

  1. Comprobar la autenticidad del testamento
  2. Intervención de testigos
  3. Un Notario debe autorizar el acta

Existe un plazo para llevar a cabo la protocolización del testamento ológrafo, son cinco años desde el fallecimiento del testador, aunque la persona que tenga en su poder un testamento ológrafo deberá presentarlo ante notario competente en los diez días siguientes en que tenga conocimiento del fallecimiento del testador, siendo responsable de los daños y perjuicios que se causen si no lo presenta en este plazo.

Como verás, la ventaja de realizar un testamento ológrafo es para el testador, que lo podrá hacer desde su casa y sin notario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies